«Sister Act», de un convento tradicional a una auténtica revolución

«Sister Act» se está convirtiendo en el musical revelación de la temporada en Barcelona, donde se estrenó en el Teatre Tívoli el pasado 24 de octubre. Desde entonces, son muchos los Musical Lovers que comentan en redes sociales sus buenas impresiones sobre un musical fresco y muy entretenido, basado en una película por todos conocida. 

sister-act-el-musical-barcelona

Nosotras también tuvimos la oportunidad de disfrutar de «Sister Act» en el Teatre Tívoli. Y también nos sorprendió esa sensación de euforia final que deja el espectáculo una vez que abandonas el patio de butacas. Todo comienza de manera pausada, incluso a veces un poco lenta, hasta que da paso a una auténtica revolución en la que las canciones y las coreografías de las divertidas monjas nos hacen vibrar y vivir la esencia del musical.

No estamos ante una gran producción como otras a las que nos tiene acostumbrados Stage Entertainment, pero sí ante un musical creado con mucho cariño para divertir y entretener. Su historia es sencilla y prácticamente por todos conocida. Un convento normal al que llega una chica «no tan normal» y en poco tiempo lo revoluciona todo. Las canciones van resultando cada vez más pegadizas y el público se va animando, a la vez que se va metiendo en el papel, para terminar bailando de pie y aplaudiendo a todo el equipo.

Del elenco destacamos especialmente al papel de su protagonista, Mireia Mambo, que además de una voz increíble, aporta mucha fuerza y energía al espectáculo. Y no queremos dejar la oportunidad de felicitar también a Gara Roda, la inocente monja María Roberta y a Fermí Reixach, que especialmente al final del musical nos cautiva a todos con su papel como Monseñor del convento. 

Al buen papel de todo el elenco se suma la cuidada escenografía, imprescindible para dar color a los momentos más revolucionarios del musical, esos momentos que hacen vibrar al público y transmiten sobre todo optimismo y ganas de disfrutar. Y ese color y vivacidad también la aporta el vestuario, pasando de apagados habitos de monja a auténticos vestidos de lentejuelas y colores vivos. 

«Sister Act» es uno de esos musicales que hay que ver, por ello, nosotras te recomendamos que no te lo pierdas. ¡Corre al Teatro Tívoli!

The show must go on! (con la energía de las monjas de Sister Act!)

Share this...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

No Responses to "«Sister Act», de un convento tradicional a una auténtica revolución"

Leave a Reply